CONTENEDORES DE RECICLAJE:  QUÉ SE ECHA Y QUÉ NO

 

CONTENEDORES DE RECICLAJE
QUÉ SE ECHA Y QUÉ NO

 

EL CONTENEDOR AZUL

NO

Periódicos y revistas
Propaganda
Cajas pequeñas de cartón (galletas, detergente)
Envases de cartón para huevos
Bolsas de papel

Briks
Pañales
Papeles sucios o papeles encerados, metalizados o plastificados

Recomendación: Pliegue los cartones antes de introducirlos en el contenedor. No deje cajas fuera del contenedor.

 

EL CONTENEDOR AMARILLO

SÍ *

NO

Envases metálicos

Botes de bebidas (cerveza, refrescos)

Latas de conservas (vegetales, cárnicas, de pescado, comida para animales domésticos…)

Aerosoles (desodorante, laca, limpiadores de cocina, abrillantadores de la madera…)

Platos y bandejas de aluminio (p. ej., los de comidas preparadas)

Chapas y latas de metal

Materia orgánica

Envases de vidrio

Papel y cartón

Juguetes

Electrodomésticos

Biberones

Guantes de goma

Utensilios de cocina

Cajas de fruta

Cubos de plástico

Pilas

Briks

Briks de leche, nata, batidos, zumos, vino, caldo...

Envases de plástico para alimentación

Botellas (agua, refrescos, leche, zumo, aceite comestible, vinagre, salsas…)

Envases de productos lácteos (yogures, flan y otros postres lácteos, queso, mantequilla, margarina…)

Bandejas y cajas de "corcho blanco" (las de la fruta, verduras, carne, pollo y pescado envasados, y las que vienen con algunos tipos de helados); hueveras de plástico; vasos, platos y cubiertos de plástico desechables; tapas y tapones de plástico, etc.

Envases de plástico para productos de aseo y limpieza

Botes de plástico de productos de aseo (champú, cremas, desodorante, pasta dentífrica, gel de baño, jabón líquido…)

Botes de plástico de productos de limpieza (limpiadores domésticos, lejía, amoniaco, suavizante, detergentes líquidos y en polvo, sprays de limpieza…)

Bolsas y envoltorios de plástico y aluminio

Bolsas de plástico para alimentos (de leche, congelados, frutas, verduras, pan de molde, bollería, pasta, legumbres, cereales…)

Bolsas y recipientes de aluminio para alimentos (alimentos infantiles, sopas, purés, pastas precocinadas, café, aperitivos, frutos secos, patatas fritas, bandejas para comidas preparadas...)

Bolsas que entregan las tiendas, supermercados, lavanderías, etc. para transportar los productos adquiridos…)

Envases de productos de charcutería (embutidos, jamón, bacón, queso…)

Envoltorios de plástico (el film transparente que acompaña a las bandejas de carnes, frutas, verduras y pescado; el que envuelve a muchas revistas, fascículos, prensa…; el que se emplea para proteger cajas de cartón y plástico, etc.…)

Film de polietileno transparente o de aluminio (el que se compra en bobinas y se emplea en casa para envolver alimentos frescos)

El plástico y el aluminio de los envases tipo blíster (son los envases donde vienen las pilas o los de las cajitas de cuchillas de afeitar, etc.)

Recomendación: Limpie los envases y aplástelos para reducir su volumen antes de tirarlos al contenedor.

 

EL CONTENEDOR VERDE

NO

VIDRIO
Botellas de vidrio de cualquier color
Tarros de vidrio
Frascos de conservas
Tarros de cosmética y perfumería

CRISTAL
Lunas de automóviles
Bombillas
Espejos
Cristales de ventana
Tubos fluorescentes

(Éstos deben depositarse en los Puntos Limpios o Centros de Recogida y Reciclaje*)

Recomendación: Retire las tapas de los envases de vidrio antes de llevarlos al contenedor.